Más que palabras


Interpretar o traducir no significa solamente transferir palabras de un idioma a otro – es más que eso. La traducción o interpretación debe estar adaptada a la situación, al público y sobre todo, tiene que tener en cuenta las características culturales. Esto requiere de excelentes competencias lingüísticas y de una sensibilidad especial por las diferentes culturas.

 

Un buen trabajo se distingue por los pequeños detalles. El traductor transmite el significado de una palabrapor completo – y el intérprete lo hace en cuestión de segundos. Este trabajo exige una gran resistencia al estrés, profundos conocimientos lingüísticos y competencias retóricas, que hay que seguir desarrollando siempre.

 

La base de un trabajo profesional es la cooperación con el cliente y la respuesta concreta a sus necesidades.